Agosto

Y llegó otra vez el terrible Iván de Agosto… momento de parón, de vacaciones, de retrasos y adelantos, de agobios y de maleteros a reventar, de dejar los foros y salir a la playa, al mar, la montaña, el aire puro y la sal en el mostacho.

La Red se resiente al perder sus sempiternos habitantes, que por una vez al año sacan sus cuernos al sol, dejan su caparazón de quitina junto al teclado y se lanzan a la piscina con bañador y todo, esperando no romperse el cuello y hacer el paripé ante los acostumbrados maricas de playa, quienes por cyberpunk sólo entienden pelambrera a lo sierra mecánica y caretos de cadenas con chupas de cuero y botas militares.

Hace tiempo me encontré con un post en un foro gótico que rezaba:

Ser gótico en agosto es un asco

Creo que eso mismo se puede aplicar a todas las actividades virtuales que vivimos paralelamente en la Red 🙁

Mientras tanto, Entropizados ha tomado un nuevo rumbo, que madurará en agosto y se implementará en septiembre… el cine y la televisión serán nuestra bandera, y por voz usaremos vuestros deseos y la libertad que corresponde a las ideas que siempre defendimos y que la experiencia ha demostrado son excesivamente novedosas como para ser apreciadas en su justo valor

No desesperéis, que el sol pronto pasará, y las lluvias, el frío y el dormir arropadito junto a la pareja que amas nos alcanzarán antes de lo que pensáis…

Ánimo, y al toro  😉


Posted in Entropizados.com, Introspectivas, Nvgnte by with 1 comment.

Veinte años de amistad

Hace ya unos meses se casó uno de mis mejores amigos, y como no podía ser menos, le escribí una pequeña lectura que tuve que leer a dúo durante el banquete, delante de ochenta personas, la mayoría francófonas, ya que la mariée era del país vecino. Allí se conocieron ellos, y allí en Francia me encontré yo también a Daniel, en el Liceo Español de París, en 1989.

La verdad es que no tenía pensado publicarla aquí, pero este hilo en el foro: La media de duración de los amigos, me ha hecho replantearme su presentación pública.

Espero que os guste 😉

20 años hace que nos une nuestra amistad, Dani; semejante tiempo es un privilegio escaso hoy en día, cuando los valores humanos se denigran frente otros más… materiales, y por eso son 20 años que estoy orgulloso de haberlos disfrutado a tu lado.

Por aquel entonces mi vida, mi futuro personal, estaba a punto de decidirse, y es duro admitir que quizá no fuera para bien. La adolescencia, antes de que te sentaras a mi lado en el liceo, fue una época convulsa en mi vida y, sin tu guía, los peligrosos escarceos de mis anteriores “amigos” —¡qué poco sabía yo de la amistad en aquel momento!— probablemente me hubieran dejado en la cuneta antes siquiera de alcanzar la veintena.

Ya sólo por eso te mereces todo lo que yo pueda ofrecerte… y más aún.

A los 16 años éramos unos críos, unos imberbes que no conocían nada de la vida; nos creíamos los reyes del universo, y lo que realmente importaba era el ahora… Así era yo, al menos, y fuiste mi tabla de salvación. Tú y todos los que vinieron contigo: Miguel, tu mejor amigo y corazón del grupo; Rafa, tu hermano y (casi) mi alma gemela; Carlos, que nos recuerda por lo que debemos luchar para seguir adelante, Javier, Stella, Amor, mi Pilu… y, por supuesto, los que se quedaron en el camino, perdidos en otros valores de la vida.

Porque 20 años es mucho tiempo.

Sin embargo, siempre tuvimos una cosa muy clara, Dani: la amistad que forjamos entre todos nosotros duraría mucho más tiempo del comúnmente aceptado por la sociedad. Y míranos, aquí estamos en uno de los días más importantes de tu vida.

Algo supimos hacer bien, ¿no?

Aún ahora —no me avergüenza admitirlo— seguimos sin saber nada de la vida; pero no tengo miedo, porque sé que estarás (estaréis todos vosotros) allí… por siempre.

Y Carinne te quiere de verdad. Supo escarbar en tu coraza y descubrir la bondad que (por muy extraño que parezca) siempre te empeñas en esconder. Y porque aprendió a conocerte, a amarte, supo ser paciente y conquistar tu corazón muy lentamente hasta que, casi en un suspiro, te diste cuenta que la única persona que ocupaba tus pensamientos era ella, la chica de enigmática sonrisa que supo querer a este pedazo de pan.

Por eso, por la ternura que demuestra contigo, por la belleza que también esconde en su interior, nosotros —tus amigos— también la queremos; sabemos que te llenará toda tu vida como ninguno de nosotros pudiera haberlo hecho.

Carinne, jouis-toi de ce jour, car tu est nôtre reine aujourd’hui, mais surtout, jouis-toi pour être aussi sa reine pour toujours.

Merci —vraiment— pour nous avoir fait une petite place dans ton cœur.

Nous vous aimons, tout les deux.


Posted in Introspectivas, Narrativas, Nvgnte by with 2 comments.

¿Y ahora….?

Me voy a atrever, después de un tiempo, a escribir de este tema. No voy a contar nada, porque es un tema que pertenece a otra persona, aunque me haya salpicado a mí por cercanía. No voy a contar lo que pasó, porque me duele recordarlo, porque estuve 9 meses de psicólogo, porque la cosa, como se suele decir, ha vuelto a la normalidad. Pero quiero soltarlo, quiero desahogarme en este rincón. Maltrato. Supuesto maltrato. Soy mujer, 31 años, madura supongo, pero lo siento….no soporto esto que ocurre con las mujeres. ¿Porqué si mi marido me da una bofetada, es un maltrato, y si se la doy yo a él, es una falta leve? ¿es esta la igualdad que nosotras queremos? Queremos (metámosno todas) igualdad para lo que nos conviene. Es muy fácil que una mujer denuncie un supuesto maltrato, sin pruebas, sin denuncias anteriores, sin partes de médicos, sin partes psicológicos, sin nada. Te ponen una abogadA, una juezA y una fiscal. Te ponen ayuda y te dicen que denuncies, y que exageres. Puedes tener una pelea conyugal, llegar ambos a “las manos” (él resulta herido), pero sólo la mujer tendrá esa ayuda, y sólo la mujer será la víctima. No importa la historia que haya detrás, no oyen al hombre, tan sólo lo esposan y lo encarcelan. Así de sencillo. No te eches para atrás, es más, exagera, di que tienes miedo, di que temes por tu vida, y le caerán unos años. No exagero yo, sé que es así. ¿quién oye al hombre que, sin saber porqué, sin explicaciones, y con miedo, está encerrado? NADIE. Cuando un hombre maltrata, pega, mata a una mujer, porque, sencillamente “le sale de los cojones”, es intolerable. Merece un castigo, que lo encarcelen o hagan con él lo que la ley estipule. Pero porque cuando es al revés, la mujer sigue siendo “la víctima”. Quién es la voz de esos hombres que, por vergüenza de decir que su mujer le maltrata, recordemos que el maltrato psicológico existe en muchos hombres, y tienen pudor de decirlo. Quién es el que ayuda a ese hombre que desesperado no sabe que hace entre rejas. Quién es la voz de qué número de teléfono, que da ayuda psicológica a un hombre que está psicológicamente hundido, maltratado, herido de arañazos?. NADIE. Queremos la igualdad, que las mujeres cobren lo mismo que el hombre, que se le de los mismos derechos y deberes…..pero nos gusta regodearnos en que, por el simple hecho de ser mujer, tenemos todo a nuestro favor. Por un momento, me avergüenzo de serlo. LO SIENTO.


Posted in Contracorriente, Introspectivas, Opinión, Wednesday by with 4 comments.

Un año más…

… que al fin se acaba. ¡Aleluya, clamemos al Señor nuestro Dios!

Querido diario…

Hoy me he levantado con la ilusión de que otro año se acaba, la muerte de 366 días de vivencias guardadas en lo más recóndito de la memoria, de donde no deberían salir jamás porque, sinceramente, apestan.

No quiero volver a revisar este año en la televisión, en todos esos programas que siempre hablan de lo mismo, interminables resúmenes llenos de sonrisas, caras embotaxdas alejadas de la realidad que nos relatarán desde un teleprompter quemado por listas anónimas de mujeres maltratadas, palizas a la salida de una discoteca, violencia infantil y adolescente, terroristas confusos, la crisis, las elecciones generales, Bush, Gaza y los israelíes…

la incomprensión, el odio, la pobreza, el egoísmo, el poder del dinero, la corrupción del alma

la guerra

La humanidad necesita un cambio, una renovación que quizá llegue con la próxima recesión mundial. Aunque lo más seguro es que de todo esto sólo salga un dictadorcillo-morcillo de turno y lleve a su país a la quiebra social… ¡qué boníto sería si eso ocurriera a escala mundial! Pronto no habría sitio para esos egos hinchados, y nos abriríamos paso mediante nukes que matarían a la madre Tierra y a nosotros con ella. Luego, unos cuantos millones de años más tarde, cuando otros seres más inteligentes que sus predecesores paseen sobre nuestros huesos, levanten la mirada a las estrellas y se hagan la eterna pregunta… quizá esa vez la respuesta sea diferente y la vida prevalecerá un poco más.

Quiero cerrar los ojos, acunarme entre los brazos de mi amada y despertarme otro año, pero sé que eso no impedirá que el odio nos destruya un poco más cada día, así que lo único que puedo hacer es escribir este granito de arena en un desierto baldío.

quizá algún día…

Querido diario… ignoro por qué demonios me estoy dirigiendo a tí, ya que los pocos que he tenido siempre degeneraban en orgías depresivas y fueron pasto de las azules llamas del ostracismo. Quizá sea porque al estar hecho de ceros y unos no eres capaz de interpretar la jodida escala de grises que se abre como un infierno a nuestros pies ya quemados por el hielo de la indiferencia; una púa gélida e indolora que atraviesa nuestros corazones convirtiéndonos en zombies ambulantes en busca de cerebros frescos que (asimilar) tragar.

Esta noche abriré una botella de champagne y levantaré mi copa por el año que está a punto de llegar…

únicamente las burbujas comprenderán mi brindis


Posted in Introspectivas, Nvgnte by with no comments yet.

(No Title)

“Queridos Reyes Magos. Ya soy mayor para escribiros cartas, sobre todo porque no recuerdo la última que escribí cuando aún creía en ustedes. Este año no pienso pediros nada, total, nunca me lo traéis. Creo que debo ser muy mala, aunque intento portarme bien con la gente, con la familia, con los amigos, esos que se van alejando de mí cada día más, pero bueno, yo lo intento. Tendré que pedir perdón o no sé qué, por ser como soy, quizá. Pero ahora no me apetece. Queridos Reyes Magos, no soy ni monárquica, y mira, os escribo. Supongo que como tenéis mucha gente a la que llevarle Plays, ropa del Zara y Nintendos Wii, os olvidáis de que yo, lo que pido, no es material, entonces, al no caber en vuestro saco, lleváis años pasando por mi casa sin dejarlo. No pienso poneros más nada en la ventana, la última vez vinieron unas palomas y no veáis como me dejaron el poyete, to lleno de cagás. Así que si venís, por casualidad, a traerme ese trabajo, esa ilusión, esa esperanza, esa unión, esa salud, esa tranquilidad, que os pido, pues pegáis en la ventana, seguro que os escucharé, o no, porque suelo ponerme mi mp3 con carnaval, que eso me anima mucho. Así que nada, espero que le llevéis a los demás todo eso que piden, que también se lo merecen, yo seguiré esperando con la misma ilusión, las mismas fuerzas, aunque ya no gano para paquetes de kleenex, ahora cojo papel higiénico cuando veo que habéis vuelto a pasar de largo. Queridos Reyes Magos, ya por si acaso me leéis, os pido que, ya que de mí os olvidáis, nunca dejéis de hacerlo de mis niños, eso no os lo perdonaría jamás. Bueno, lo dicho, me despido, queridos reyes magos…..seguiré portándome bien, igual os veo pasar con los camellos (si pasáis por mi barrio con camellos sé donde vais, picarones), y os saludaré con una mano….la otra la tendré ocupada. Que seáis felices.”

WEDNESDAY.


Posted in Introspectivas, Wednesday by with no comments yet.

De la adoración a la muerte…

… y algún otro estereotipo adosado al goticismo

Ayer, viendo una série de televisión en decadencia (sí, debo ser de los pocos que continúen apoyándola, dados sus niveles de audiencia y las tropelías que Telecinco comete contra ella), me sorprendió la cantidad de estereotipos en los que fueron capaces de incurrir los guionistas de El Comisario

En resumen, el capítulo hablaba sobre un desecho humano que se consideraba con derecho a ser transformado por un vampiro, dada su fotofobia, su atracción por la sangre y su metido-con-calzador gusto por la absenta, que consumía “a palo seco” de una petaca (sólo por eso ya se merece el calificativo del principio) 🙁

Dejando de lado la mediocre aproximación al mundo nocturno, me llamó la atención un comentario sobre la “supuesta” adoración a la muerte que profesamos todos los góticos. Es una creencia bastante extendida, e incluso a mí me ha ocurrido ya en un par de ocasiones…

Nosotros no adoramos a la Dama de blanco (al igual que no todos somos satánicos, vampíricos ni deprimidos). Sentimos cierta atracción por los sentimientos que ella provoca, ese desgarro del alma y la rebeldía ante Dios y las circunstancias de tan fatal desenlace, ya que es un caldo de cultivo excepcional para nuestros relatos, poesías, letras y, quizá, para nuestra necesidad de justificar lo que en el fondo sentimos por dentro.

Como románticos nos sentimos atraídos como polillas ante un fanal, porque nosotros mismos creemos portar un desgarro similar en nuestro interior. Explotamos esos sentimientos y los hacemos propios, acrecentando la empatía y sensibilidad hacia la vida que nos rodea. No somos rudos; símplemente aceptamos que un día todo acabará, y tratamos de admirar la belleza de esta vida sin denigrar el acto eterno que a todos nos aguarda.

Es quizá el contraste de lo que antes existía y ahora ya no volverá a ser, la definición de la vida y su indisociable dicotomía con la muerte; los eternos rivales, como la noche y el día. La sociedad nos posiciona en la oscuridad, sin darnos tiempo para mostrarles su equivocación. Sí, claro que somos seres obscuros, pero porque somos los únicos que tenemos la capacidad de ver belleza allí donde otros son ciegos y sordos, y no aceptan que pueda existir otra cosa más allá de la Luz.

Admiramos la obscuridad, sí, pero también la claridad de un amanecer, cuando todas las dudas nocturnas son vaporizadas por un halo de vida. Únicamente *admitimos* que pronto acaecerá otro anochecer, y las dudas regresarán…


Posted in Introspectivas, Nocturnos, Nvgnte, Televisión and tagged , , by with 2 comments.

La mitad obscura del ser humano

… o cómo matar a Richard Bachman

Ya desde hace un par de años se rumoreaba -el propio Stephen King lo confirmó en su última novela-  que el difunto señor Bachman habría dejado un manuscrito cubierto de polvo en alguna parte, esperando como un cocodrilo con las fauces abiertas, con el barro secándose sobre sus escamas y las moscas zumbando sobre sus huevos depositados al sol. Aguardando con una paciencia que sólo otorgan la edad y la certidumbre -gracias a la propia dualidad humana– de una identidad paralela sin temor a ser olvidada.

Y es que, por mucho que lo desee, un escritor (o cualquier otra persona, pero en el caso de los cuentacuentos resulta infinitamente más notable) no podrá desligarse de su mitad oscura. Jamás. Es algo intrínseco a cualquier novelista, potenciado por ese endiosamiento que nos hace ser dueños del destino de nuestros personajes. Dentro de una línea argumental coherente, podemos hacer cualquier cosa con ellos; son muñecos, marionetas, drogadictos que dependen totalmente de su dealer para tomar decisiones…

Pero, cuando se trata de descubrir y averiguar el estado real del pobre gato cuántico, hay una diferencia fundamental dependiendo de qué sentimientos dominen en ese momento la mente del escritor. Y es ahí donde entra en acción nuestra mitad oscura (o, siguiendo con el famoso símil, el señor Shrödinger). Porque todo el mundo necesitamos alguna vez mostrar nuestra faz más sórdida, aquella que nos define como los animales que una vez fuimos, y que sólo nos atrevemos a plasmar en el papel (o en sueños) bajo el resguardo y anonimato que la pluma nos ofrece.

No podemos eliminar esa parte de nosotros, desligarnos de ella o enterrarla en lo más profundo del bosque. Hay que vivir bajo su yugo y soportar sus “excentricidades“. Es como un cadáver purulento oculto en un sótano húmedo y caluroso, cubriendo día a día las paredes y el aire mismo de un hedor pegajoso como la brea; un sótano que de cuando en cuando debe airearse para dejar escapar su pútrido legado… y que otros disfruten de él, ya que por sí mismos no son capaces de abrir esos oscuros ventanales.

No podemos matar a Richard Bachman porque, sencillamente, no existiríamos sin esa otra mitad. Es una relación forzosa, una simbiosis parasitaria, la describirían los biólogos, en la cual cada faz toma el relevo para no canibalizar al organismo completo.

Es lo que significa ser humanos… y, desgraciadamente, hay muchas “mitades oscuras” con el poder suficiente para propagar el horror sobre sus congéneres. Gente canibalizada, zombies sin alma errando en busca de algo que dejaron se pudriera hace mucho tiempo; gente cuya envidia es lo que causa el sufrimiento de miles de personas, pero que no pueden parar de hacer el mal.

Eso también es propio del ser humano.

Por cierto, tuve el nuevo libro de Stephen King en mis manos, pero dudé en comprarlo: Richard Bachman siempre mata a sus protagonistas


Posted in Introspectivas, Narrativas, Nocturnos, Nvgnte, Opinión and tagged , by with 1 comment.

¿Te aburres?

Es algo que no sé si es preguntable a alguien que está leyendo el fruto de mis pensamientos -probablemente por primera vez-, pero como ves, te hago la pregunta incluso antes de empezar: ¿te aburres? Yo si, más de lo que me gustaría. Es como si el mundo girase cada vez como una esfera de diámetro menor, en un tremendo caos dónde todo es posible pero nada es concreto… Y aquí he llegado (como tu), a éste blog de entropizados. Casualidad, causalidad, ¿qué más da? Hay momentos en los que ambos términos se confunden y te confunden, como hermanas gemelas que lo único que hacen es marcar el camino que nuestra propia razón recorre sin darnos cuenta.

El problema es no ser conscientes de a dónde nos lleva –la razón obviamente, las gemelas merecen capítulo propio…-. Tiene voluntad y es mejor aprender su lenguaje pronto, o te puedes encontrar con alguna sorpresa inesperada en el momento más inoportuno – ¿a quién no se le ha colado entre los labios un nombre olvidado en el pasado que atraviesa cual rayo cegador el más dulce momento de pasión con un nuevo amor…?¿De dónde narices sale eso?¡Con lo que cuesta ligar! Ejem, perdón, costaba “a mi edad” (y no tengo ni treinta…)-.

Se suele decir que “el corazón tiene razones que la razón no entiende“, pero como todos sabemos (espero) el corazón no tiene pensamientos propios. Esta frase es una escusa para no afrontar lo que realmente sentimos, que simple y llanamente, es fruto de lo que nuestra mente se ha ido apartando de lo razonable (vease en asuntos del corazón, “mal de amores“). Enamorarse no es otra cosa que perder plenamente el contacto con la realidad sensata de la vida, para sustituirla por la idílica representación del paraíso terrenal en compañía del ser amado… pufff, qué daño ha hecho la comedia romántica en general…

Cómo no va a llegar un momento en el que la razón vuelva a su ser y te encuentres de golpe sin tu cuarto, sin tu tiempo, sin tus hobbies, y en el peor de los casos… ¡sin tus amigos! Para los que padezcan esta última tortura, mi más sentido pésame, seguro que fuisteis felices algún día y se os recordará por ello…sniff, sniff -incautos-.

Lo más dificil de una relación, es ese momento en el que pones en una balanza imaginaria lo que tuviste y lo que tienes –y no me refiero a los kilos ganados a base de palomitas y series de televisión-. Qué dejé, y qué gané. El amor es una inversión que se suele realizar con los ojos vendados, y cuyos réditos o pérdidas no sabes cuando van a salir a flote. Si todo va bien, es para toda la vida. Si todo va mal, el negocio hace aguas por todos lados, y lo único que sale a flote es la mierda del camarote…

Querido y adorado lector –así, empezando con peloteo… a lo campeón-, esto no es un ensayo de las verdades que sólo yo conozco de la vida, ni la solución a todos los problemas del mundo, ni si quiera media lección de como empezar un blog…; es un pensamiento, por momentos racional, que no tiene más pretensión que hacerte pensar en mi pregunta, ¿te aburres?


Posted in Introspectivas, Rider by with 1 comment.