Agosto

Y llegó otra vez el terrible Iván de Agosto… momento de parón, de vacaciones, de retrasos y adelantos, de agobios y de maleteros a reventar, de dejar los foros y salir a la playa, al mar, la montaña, el aire puro y la sal en el mostacho.

La Red se resiente al perder sus sempiternos habitantes, que por una vez al año sacan sus cuernos al sol, dejan su caparazón de quitina junto al teclado y se lanzan a la piscina con bañador y todo, esperando no romperse el cuello y hacer el paripé ante los acostumbrados maricas de playa, quienes por cyberpunk sólo entienden pelambrera a lo sierra mecánica y caretos de cadenas con chupas de cuero y botas militares.

Hace tiempo me encontré con un post en un foro gótico que rezaba:

Ser gótico en agosto es un asco

Creo que eso mismo se puede aplicar a todas las actividades virtuales que vivimos paralelamente en la Red 🙁

Mientras tanto, Entropizados ha tomado un nuevo rumbo, que madurará en agosto y se implementará en septiembre… el cine y la televisión serán nuestra bandera, y por voz usaremos vuestros deseos y la libertad que corresponde a las ideas que siempre defendimos y que la experiencia ha demostrado son excesivamente novedosas como para ser apreciadas en su justo valor

No desesperéis, que el sol pronto pasará, y las lluvias, el frío y el dormir arropadito junto a la pareja que amas nos alcanzarán antes de lo que pensáis…

Ánimo, y al toro  😉


Posted in Entropizados.com, Introspectivas, Nvgnte by with 1 comment.

Comments

  • Rider dice:

    Eso de dejar el blog a un lado, será porque tu portatil no se ha ido contigo a la playa. ¿No has visto el anuncio de Timofónica? jejeje

    Ser gótic@ debe ser difícil siempre, inmersos en una sociedad estancada en su propia inercia, donde lo diferente nos parece motivo más que suficiente para engrosar la lista de “cosas a excluir”.

    Ya somos excluyentes hasta con la gente que sin motivo aparente inicia una conversación con nosotros. Algo quiere, algo es, es, es, es… ¡pero qué manía de prejuzgar! Estamos tan llenos de prejuicios y complejos, que ni en vacaciones somos capaces de ver la realidad sin las “legañas” que nos nublan la vista todos los días de “mierda” que queremos dejar atrás en la playa.

    Hasta en la red todo se convierte en rutinario y atiende a modas y a corrientes. Entropizados quiere ser un espacio diferente, y en cierta forma se ha visto obligado a “prostituirse” para traer nuevas voces con quien compartir pensamientos. Pero hasta en eso ha querido ser diferente, y todo se ha hecho de acuerdo a sus propios principios. La nueva etapa no es más que una nueva oportunidad de seguir apostando por las relaciones entropizadas.

    ¿Queremos cambiar el mundo? Hay que empezar por nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *