¿Y ahora….?

Me voy a atrever, después de un tiempo, a escribir de este tema. No voy a contar nada, porque es un tema que pertenece a otra persona, aunque me haya salpicado a mí por cercanía. No voy a contar lo que pasó, porque me duele recordarlo, porque estuve 9 meses de psicólogo, porque la cosa, como se suele decir, ha vuelto a la normalidad. Pero quiero soltarlo, quiero desahogarme en este rincón. Maltrato. Supuesto maltrato. Soy mujer, 31 años, madura supongo, pero lo siento….no soporto esto que ocurre con las mujeres. ¿Porqué si mi marido me da una bofetada, es un maltrato, y si se la doy yo a él, es una falta leve? ¿es esta la igualdad que nosotras queremos? Queremos (metámosno todas) igualdad para lo que nos conviene. Es muy fácil que una mujer denuncie un supuesto maltrato, sin pruebas, sin denuncias anteriores, sin partes de médicos, sin partes psicológicos, sin nada. Te ponen una abogadA, una juezA y una fiscal. Te ponen ayuda y te dicen que denuncies, y que exageres. Puedes tener una pelea conyugal, llegar ambos a “las manos” (él resulta herido), pero sólo la mujer tendrá esa ayuda, y sólo la mujer será la víctima. No importa la historia que haya detrás, no oyen al hombre, tan sólo lo esposan y lo encarcelan. Así de sencillo. No te eches para atrás, es más, exagera, di que tienes miedo, di que temes por tu vida, y le caerán unos años. No exagero yo, sé que es así. ¿quién oye al hombre que, sin saber porqué, sin explicaciones, y con miedo, está encerrado? NADIE. Cuando un hombre maltrata, pega, mata a una mujer, porque, sencillamente “le sale de los cojones”, es intolerable. Merece un castigo, que lo encarcelen o hagan con él lo que la ley estipule. Pero porque cuando es al revés, la mujer sigue siendo “la víctima”. Quién es la voz de esos hombres que, por vergüenza de decir que su mujer le maltrata, recordemos que el maltrato psicológico existe en muchos hombres, y tienen pudor de decirlo. Quién es el que ayuda a ese hombre que desesperado no sabe que hace entre rejas. Quién es la voz de qué número de teléfono, que da ayuda psicológica a un hombre que está psicológicamente hundido, maltratado, herido de arañazos?. NADIE. Queremos la igualdad, que las mujeres cobren lo mismo que el hombre, que se le de los mismos derechos y deberes…..pero nos gusta regodearnos en que, por el simple hecho de ser mujer, tenemos todo a nuestro favor. Por un momento, me avergüenzo de serlo. LO SIENTO.


Posted in Contracorriente, Introspectivas, Opinión, Wednesday by with 4 comments.

Comments

  • Fry dice:

    Es triste, pero lo que acabas de exponer solo es admisible si lo dice una mujer. Un hombre dice eso mismo e inmediatamente es tachado de machista, misógeno, etc…

    La ley de igualdad está claramente desproporcionada a favor de la mujer, cosa que no me parece excesivamente mal, pues es verdad que sois vosotras las que sufrís la mayor parte de este tipo de violencia. Lo penoso es que hayan mujeres que se aprovechen de esta ley para humillar a su expareja inventándose historias.

  • mesalina dice:

    Tia eres una verguenza para todas las mujeres si es que eres una mujer.

  • Wednesday dice:

    Mesalina, si no te gusta la cruda realidad, lo siento, pero es así. He tenido que soportar como a un familiar mio lo meten en prisión por unos malos tratos inventados (la misma mujer me dijo que no eran ciertos), así que como comprenderás, y si has leído bien, no estoy de acuerdo en absoluto con la violencia, ni machista ni feminista. Así que si crees que soy una vergüenza, esa es tu opinión, a mí me da vergüenza que para conseguir una “libertad”, una mujer invente malos tratos. Luego los casos reales son distintos.

  • Rider dice:

    Entiendo la reacción de Mesalina, ya que realmente la indefensión de las mujeres con respecto a los malos tratos, ha sido una lacra que históricamente habéis tenido que soportar.
    Por muchos hombres maltratados que haya, nunca serán tantos como mujeres. Pero eso no es escusa para menospreciar su dolor o su sufrimiento, precisamente haciendo leyes de “igualdad”, que no sean equitativas. No es justo que por el hecho de ser mujer u hombre tengas derechos diferentes: para lo bueno, y para lo malo.

    El ejemplo que ha publicado Wednesday, debería provocar más que nadie en las mujeres, una enérgica condena. Pero no para Wed, sino para las mujeres que ejecutan ese tipo de prácticas, pues nos hacen cuestionarnos las leyes, y hasta pueden provocar que maltratadores reales se aprovechen de las dudas que se puedan generrar por esos casos, para librarse de sus justas condenas.

    Estoy seguro que Mesalina estará de acuerdo con esto.

    Saludos a tod@s!

Pingbacks & Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *