“Un minutito”

Hace un par de días leí en un periódico que “cada cuánto se puede salir en el trabajo a echar un cigarro”. Yo he tenido esa experiencias en el trabajo, en el curso de enfermería….Recuerdo en la panadería donde trabajé de ayudante de obrador, que mi compañera era la del “un minuto y ahora vuelvo, que voy a fumar”. Siete horas de trabajo al día, y varios momentos de “un minuto”. Una mañana, después de varios minutos de esos, volvió a “voy a subir un minuto a echarme un cigarrito”….cronometré y tardó exactamente y de reloj, 58 minutos. Casi una hora (en esos otros dos minutos que restan podría haberse echado otro). Yo no fumo, por lo tanto no puedo salirme a ello, o ni siquiera a estirar las piernas después de estar desde las 6 de la mañana haciendo pan, ¿verdad?. Alegan que son adictos a la nicotina, y necesitan el cigarrito de la mañana, el de la tarde, el de las 12 o el del después del café. Yo puedo ser adicta al sexo….¿pido por favor salirme a tocarme las tetas? “es que estoy cachonda perdía, y soy adicta, puedo salir “un minutillo”, a tocarme?”. Si no fumo, puedo salir a beberme una cocacola, es que soy adicta a la cafeína, y lo necesito, a las 12, después del café…..En el curso de enfermeria, teníamos que parar las clases porque habían unas cuántas que “necesitan fumar”, y hala….como las señoras quieren nicotina, paramos todos. Si yo, con mi problema de salud, pido parar las clases porque necesito mover las piernas, estirar la espalda o relajar las manos….¿pararían? Que hacemos…nos echamos todos a fumar….porque todos, en tal caso, merecemos ese “minutito” de respiro en una jornada de trabajo. Y que cada uno haga en él lo que quiera.


Posted in De todo un poco, Wednesday by with no comments yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *